MUSEO DE SITIO HUACA PUCLLANA

El Museo de Sitio Huaca Pucllana se crea en 1984, como resultado de los trabajos de investigación iniciados el año 1981 para salvaguardar los objetos arqueológicos recuperados y mantener una presencia en el sitio que asegure su conservación. Desde esa fecha también se trabaja en el sitio mediante un convenio interinstitucional entre el Instituto Nacional de Cultura y el Municipio de Miraflores; este convenio tiene como objetivo mantener las investigaciones en el sitio y habilitar servicios turísticos mediante la conservación y valoración del lugar. Este convenio se renueva periódicamente.

Huaca Pucllana es un centro ceremonial de la cultura Lima la cual se desarrolló en la costa central del Perú entre los años 200 – 700 d.C. Se encuentra ubicada en Lima, distrito de Miraflores en medio de las modernas urbanizaciones.

Pucllana y la Cultura Lima

Alrededor del año 500 d.c, la zona de Miraflores era dominada por un imponente Centro Ceremonial Administrativo que hoy conocemos como Huaca Pucllana. Este sitio abarcaba una extensión mayor a las 15 hectáreas, llegando posiblemente, muy cerca de la Bajada Balta, en donde en 1925 Alfred Kroeber, antropólogo norteamericano, encontrará un cementerio de la época, que se relacionaría con los constructores del asentamiento.
La Huaca Pucllana fue uno de los Centros Ceremoniales Administrativos más importantes de la Cultura Lima, la misma que se desarrolló entre los años 200 y 700 d. c. en el escenario geográfico comprendido por los valles de Chancay, Chillón, Rimac, y Lurín, con ocupación e influencia en las partes medias y altas de estos respectivamente.
Son testimonios de esta cultura los sitios arqueológicos de Cerro Trinidad en Chancay, Playa Grande, Cerro Culebra, La Uva, Copacabana en el Chillón, Maranga, Vista Alegre, Huaca Trujillo, parte de Cajamarquilla en el Rimac, y Pachacamac en Lurín.
Desde estos centros administrativos, se organizaba a la sociedad administrando la producción y el intercambio de productos, así como la realización de ceremonias religiosas. Estas actividades eran presididas por los sacerdotes, quienes ejercían autoridad cívico-religiosa
En el resto de los andes centrales, contemporáneas con Lima, existían otras sociedades como Moche, Cajamarca, Recuay, Huarpa, Nazca y Tiwanaku.
Sus habitantes se dedicaron a la agricultura y la ganadería pero sentían una especial predilección por la pesca y la recolecta de mariscos. Construyeron gigantescos centros ceremoniales con adobes unidos con barro para realizar sus ceremonias religiosas y fueron un pueblo pacífico. Su cerámica sirvió para diversos usos tanto domésticos como religiosos.
Los habitantes de la cultura Lima no formaron un solo reino o un imperio. Los valles estaban divididos en diversos curacazgos a manera de pequeños reinos que debieron tener un trato igualitario entre sí. Es probable que Pachacamac haya tenido cierta importancia mayor debido a su prestigio religioso.

Centro Ceremonial

Pucllana no fue propiamente una ciudad, fue un centro ceremonial. Tenía objetivo ser la residencia de una elite sacerdotal que poseía tanto el poder político así como el religioso y el económico. A la vez, servía para ejercer el poder hacia la zona del valle que le correspondía. Pucllana posee básicamente dos zonas bien diferenciadas: la Gran Pirámide y sus plazas y una parte baja formada por plazas con banquetas. Cada una de estas dos áreas tenía una funcionalidad distinta. La pirámide está destinada a ser un lugar de culto mientras que la parte baja está relacionada a actividades más cotidianas.

La pirámide es un edificio alargado de más de 400 metros de largo por 22 de alto, que cuenta con siete plataformas donde se encuentran plazas, recintos, pasadizos, algunos de ellos pintados de color amarillo. En la parte baja encontramos plazas y sistemas de recintos. La parte baja es más reciente que la pirámide y es probable que en el inicio Pucllana fuera sólo un centro religioso y luego implementó anexos para actividades administrativas.

Dada su importancia como centro ceremonial luego que los Lima fueran conquistados por los Wari el sitio se transformó en un cementerio y se mantuvo así hasta el señorío Ishma. De los entierros Wari se ha logrado recuperar importantes evidencias textiles únicas en su género asimismo, cerámica, mates y otros objetos presentes en las tumbas nos sirven para conocer acerca de los pobladores que se instalaron en la costa central.

Alfarería

La cerámica Lima se caracteriza por su sencillez y el uso casi exclusivo de sólo tres colores: el rojo, el blanco y el negro. La cerámica cumplió funciones diversas como la cocción y conservación de alimentos, ofrendas religiosas y objetos de culto. Las representaciones en las vasijas de uso ritual son limitadas y se trata básicamente de olas estilizadas, tiburones, peces entrelazados y diversos seres del mar. La mayoría de figuras aparecen pintadas pero en algunos casos también hay vasijas escultóricas. En esos casos podemos apreciar una mezcla de realismo con esquematismo que se ve reflejado en ídolos que representan tiburones así como lobos marinos de adusto semblante. En otros sitios de la cultura Lima se han recuperado representaciones antropomorfas (con forma humana) en las que se observa la vestimenta y los diversos adornos personales que usaron tales como la pintura facial y corporal.
Textilería

La textilería fue una actividad muy importante en Pucllana. En la Gran Pirámide se han descubierto numerosos restos de instrumental textil tales como agujas de espina de cactus, partes de telares hechos en madera, ovillos de hilo entre otros. Si bien la cantidad de textiles de la cultura Lima recuperados completos no sea tan significativa, es suficiente para conocer las diversas técnicas de manufactura que han llevado a cabo. Donde encontramos una riqueza excepcional respecto a textilería es en las tumbas de la cultura Wari. Trajes masculinos completos con diversidad de colorido y representaciones fueron hallados en la tumba de un dignatario Wari en temporadas anteriores. Si bien la mayoría de estas tumbas se encuentran saqueadas en tiempos prehispánicos, algunas aún poseen la mayoría de elementos originales que fueron otra vez enterrados luego que el cuerpo fuera retirado.

Costumbres funerarias

Si bien Pucllana no fue originalmente un cementerio una parte de la Gran Pirámide fue adaptada como tal. Se trata del extremo sur de la pirámide donde se encontraron tumbas de personajes diversos de la sociedad Lima. La manera como entierran a sus muertos es peculiar. Estos van colocados sobre una especie de camilla hecha de madera y cañas, no se encuentra ofrendas suntuosas, más bien se trata de elementos sencillos que acompañan al individuo en su viaje al mundo de los muertos, estos objetos pueden ser cerámica mates, objetos de madera entre otros.

Área de investigación

El Parque Histórico Cultural Pucllana es resultado del afán científico por rescatar, conservar e investigar la Huaca Pucllana, como uno de los monumentos más importantes de la ciudad de Lima, no sólo por su envergadura, sino por las evidencias culturales que permiten a arqueólogos y otros científicos sociales y naturales reconstruir parte de la historia de Lima precolombina.

El Área de Investigación es en este sentido, heredera de renombrados investigadores, pioneros y científicos de la arqueología peruana, como Middendorf, Uhle, Kroeber, Stumer, Tello, Patterson entre otros, a quienes se debe el nivel actual de los conocimientos.

Museo de Sitio Huaca Pucllana
Avenida General Borgoño S/N Miraflores
Lima – Perú

Website: pucllana.perucultural.org.pe

Precio por persona: $

 

 





Todos los derechos reservados para Turifax S.A.C.® Copyright 2007 - 2010| Políticas de reservas